Posts Tagged 'Teoría del Color'

Para los picos de los LED’s, OptiFlecs


En el último artículo iba a hacer una pequeña introducción sobre la composición de la luz con sus picos y valles, pero me enrollé tanto que acabé escribiendo un post completo sobre la importancia de partir de una luz con todo su espectro visible para que los filtros puedan corregir sus dominantes, que no sus ausencias; hablé hasta de Heidi, su abuelo, Clara y Niebla. La verdad es que me apasiona tanto la luz que en lugar de un post hubiese escrito un libro, pero no se trata de eso, ¿verdad?

Todos os habréis fijado si pasáis por un túnel iluminado con luces de sodio (de baja presión), esas amarillas, que desaparecen los colores de los otros coches y entráis en un mundo de blanco y negro, más bien de amarillo y negro. Bien, esas fuentes de luz son monocromáticas y eso quieres decir que ya podemos ponerles filtros de colores que lo único que conseguiremos es recortar la emisión de luz, pero ésta seguirá siendo amarilla. También es importante saber que el color de los objetos que vemos es debido a las ondas reflejadas por dicho objeto, por ejemplo si vemos una pelota azul es debido a que ésta absorbe todas las ondas excepto las de una frecuencia determinada que son reflejadas, en este caso el azul; la textura también influye en la percepción de color que tenemos. Y si la fuente de luz no tiene un espectro completo, puede llevar a engaños, pero las tiendas de ropa siguen iluminando con fluorescentes y LED’s de baja calidad… Yo mismo fui victima una vez del engaño de mi percepción pues me compré una chaqueta marrón oscuro y cuando salí a la calle era verde oscuro.

Atención a la luz de sodio de baja presión. Comparativa tomada de la web de AstroGranada.

Atención a la luz de sodio de baja presión. Comparativa tomada de la web de AstroGranada.

En resumen, el color que percibimos depende de varios factores que son: La fuente de luz, el objeto y su textura y la percepción de nuestra vista o cámara. Hay que decir que muchas veces vemos un color en un objeto que nos gusta y luego por cámara no dá, o viceversa. Paso de puntillas por los sensores de las cámaras y los múltiples test que hacen los expertos, aunque luego lo que vale es una prueba de cámara con un monitor calibrado tal como dice un amigo mío con mucho criterio (he dicho que pasaba de puntillas). Ahí dejo a los expertos de cámaras y yo sigo con lo mío que son las luces. Lo que nadie puede discutir es que las carencias se multiplican y por lo tanto lo primero que debemos hacer es tener una fuente de luz con un espectro óptimo o por lo menos sin valles. Como no podemos llevarnos la luz del Sol con nosotros las 24 horas, ni en interiores, debemos utilizar otras fuentes de luz, y ahora entraríamos a discutir si lo mejor es la luz día (5600-6000K) o la luz de tungsteno (3200K); bueno, un poco, para las caras da mejor la incandescencia por su dominante roja…

Luz día, incandescencia y otras. Foto tomada del blog jcarbex

Luz día, incandescencia y otras. Foto tomada del blog jcarbex

Lo he vuelto a hacer, para una pequeña introducción me he comido medio post. Perdonadme pero para hablar de filtros de luz, que tampoco hay mucho que contar, antes tenía que explicar las dominantes (picos) y las ausencias (valles). Pues eso, Rosco presenta los OptiFlecs, 21 filtros semi-rígidos para paneles LED’s que nos permiten corregir y suavizar la luz emitida por estos paneles de 1×1′; los tamaños estándar disponibles son de 30x30cm (1×1′) y 60x60cm, ambos con un grosor de 250 micras. Estos 21 filtros están divididos en:

  • Difusores, para romper los destellos direccionales y minimizar las multisombras que generan los LED’s de las pantallas matriciales
  • Correctores, para compensar los famosos picos que emiten las fuentes de luz de estado sólido
  • Colores ámbares, rosas y lavandas para mejorar sutilmente los blancos y darles calidez
La gama del muestrario de OptiFlecs lo dice todo...

La gama del muestrario de OptiFlecs lo dice todo…

Bueno, nada más que decir, sólo que si los tratáis bien son eternos dado que los LED’s no emiten ni calor frontal ni radiaciones indeseables.

Alfons Grau – Director Gerente de Grau Luminotecnia

La luz, los picos, los valles y Heidi


Alguna vez me habréis oído decir que el problema está en los valles, no en los picos. No, no soy escalador; estoy hablando del espectro de la luz, concretamente de la luz LED aunque la frase es aplicable a cualquier tipo de luz con un espectro discontinuo o incompleto.

Luz incandescente comparada con luz fluorescente de Kino Flo donde se pueden apreciar picos y valles

Luz incandescente comparada con luz fluorescente de Kino Flo donde se pueden apreciar picos y valles

En un espectro discontinuo los picosas agudos representan un exceso de un color determinado (véase una dominante verde o azul) mientras que los valles nos muestran la falta de un color (léase rojo, el punto débil de los LED’s). Cuidado con los que voy a decir; todos los picos se pueden corregir con un filtro determinado (el magenta para quitar verde, el ámbar o amarillo para quitar azul…) dado que al corregir quitamos un exceso; me explico un poco mejor, si por ejemplo ponemos un filtro magenta, no estamos sumando magenta sino restando verde (pico). Los valles no se pueden corregir porque son como un agujero negro, no se puede filtrar un color que no está en la fuente de luz original.

Luz a través de un espectroscopio

Luz a través de un espectroscopio

Si a una luz blanca le ponemos un filtro azul intenso, veremos luz azul, pero no porqué hayamos añadido azul a la fuente de luz (que ya tenía azul) sino por que hemos impedido el paso de los otros colores básicamente; vamos, que si la fuente de luz original no tuviese nada de azul y le pusiéramos un filtro azul puro veríamos NADA. Bien, pues el problema de los LED’s es que tienen un gran valle (carencia) de rojo y si quisiéramos resaltar los mofletes rojos de Heidi nos llevaríamos un gran chasco, por mucho filtro rojo que pusiéramos al proyector… Heidi nos pide a gritos que los LED’s tengan un piquito/poquito de rojo (de ahí el lío de los CRI) y eso lo traducimos con el CRI de 90 o más (hoy en día ya es posible un CRI 95 en unos pocos proyectores LED).

Listos para las pruebas. En 5600K, pero en 3200K el resultado es el mismo

Listos para las pruebas. En 5600K, pero en 3200K el resultado es el mismo

Ya lo sé, esto de la luz parece fácil hasta que quieres hacer inventillos, es como saber sumar (o restar en este caso) y pretender entender la macro-economía. Si yo tengo un filtro verde y lo pongo delante de un foco, me proyecta verde, ¿qué me está contando este loco? Claro, porque el foco emite luz blanca, o sea, contiene todo el espectro de color y el filtro, tal como indica su nombre, filtra. Un filtro, ya sea de aire (evita que pasen las partículas de polvo), un colador (deja pasar el caldo pero no la carne) o un color (no deja pasar los otros colores) no suma, resta, y este es el principio que nos debe valer. Ojo, tres fuentes de luz de diferentes colores suman y si estos tres colores son primarios obtendremos la luz blanca, no vayamos a confundir un concepto con otro. Esto queda muy bien explicado por la Síntesis Aditiva de Color y la Síntesis Sustractiva de Color.

Tres sombras complementarias

Tres sombras complementarias

Aunque los DoP’s sean los pintores de la luz, el principio no funciona igual con la pintura que con la luz blanca pero sí que lo hace con la superposición de filtros. Como ejemplo casero práctico (os recomiendo que lo hagáis para divertiros) hemos utilizado tres proyectores DLED4 Bicolor (más otro como figurante), cada uno con un color primario (rojo, verde y azul, más o menos puros) y hemos proyectado contra el objeto (el DLED4 figurante) de manera que los tres haces se cruzaban justo en el objeto y proyectaban sus respectivas sombras en la pared blanca. Tanto el objeto como la mancha de luz de la pared quedaban iluminados con luz blanca, pero las tres sombras del objeto eran los colores complementarios de sus respectivas fuentes de luz (cian, magenta y amarillo). ¿Qué ha pasado aquí? La suma de los tres primarios nos demuestra la Síntesis Aditiva y nos da una proyección blanca; el objeto nos da tres sombras que son los complementarios, del resultado de la suma de dos de los primarios en cada caso. Desde el punto de vista de la suma de dos primarios estamos en la Síntesis Aditiva, pero si reconocemos que con los tres proyectores habíamos conseguido luz blanca, podemos decir que el objeto ha hecho de filtro y es como si hubiésemos utilizado un filtro cian, uno magenta y otro amarillo para simular las sombras, Síntesis Sustractiva. Y lo divertido es hacer desaparecer una de las tres sombras sin apagar el proyector, sólo poniendo un segundo filtro al proyector; ahí demostramos la Síntesis Sustractiva de una vez por todas, a la fuente con filtro rojo (no deja pasar los otros colores) le hemos añadido un filtro azul y el resultado no es azul, es NADA.

Vaya, le hemos puesto en filtro rojo al proyector con filtro azul, ha desaparecido su sombra y...

Vaya, le hemos puesto en filtro rojo al proyector con filtro azul, ha desaparecido su sombra y…

Heidi vivía con su abuelo y Niebla en un pico, allí era feliz; pero se fue a vivir a la ciudad con Clara en un valle, estaba triste; hasta Clara se curó cuando fueron a la montaña con su abuelo (vaya, acabo de hacer un spoiler). A Clara le faltaba un color (el rojo de las mejillas) y ni siquiera la buena de Heidi se lo podía dar en la ciudad. No sé si esto os aclara algo u os confunde más, pero como en el título ponía Heidi tenía que hablar de ella.

Yo sigo soñando en colores...

Yo sigo soñando en colores…

Alfons Grau – Director Gerente de Grau Luminotecnia


Archivos mensuales

Introduce e-mail válido para recibir las noticias de GrauLuminotecnia

Únete a otros 3.759 seguidores

Grau Luminotecnia – Noticias


A %d blogueros les gusta esto: